domingo, diciembre 05, 2004

Los déficits gemelos y el dumping asiático

Uno de los motivos principales de discordia y confusión en nuestro mundo es que la democracia y los mercados libres generan una intensa percepción de debilidad. Aquellos que están acostumbrados a organizaciones sociales jerárquicas y explicitas, ven en las estructuras auto-sostenidas, desorden y fragilidad. Esta ilusión conduce a déspotas, terroristas y burócratas de todos los colores a lanzar ataques más o menos cruentos contra las sociedades libres, pensando que estas no son capaces de defenderse.

En particular, desde hace treinta años, los Estados Unidos sufren asaltos combinados por parte de las industrias fuertemente intervenidas de algún país asiático, utilizando toda clase de técnicas comerciales concertadas y basadas en subsidios. Los lectores de Sun Tzu olvidan que su libro no se titulo “El Arte del Comercio”. Sistemáticamente, estos asaltos acaban en fracaso (body count: Japón, Corea, Malasia…), y como no, la culpa la tienen los conspiradores judeo-bancarios de Washington y Londres.

Hoy toca, pues, hablar del yuan. Los fundamentalistas de mercado suelen considerar que todos los regimenes monetarios salvo la flotación libre conducen al desastre y a la condenación eterna. Pero yo no soy un freak de los mercados de divisas: son los más inestables y los más dados a toda clase de equilibrios autoinducidos y operaciones extrañas. Comprendo perfectamente que países relativamente pequeños y financieramente frágiles se eviten los riesgos de la flotación, utilizando algún sistema de control de capitales y un tipo oficial de cambio. Sin embargo, la esencia de las políticas sanas de control de cambio es replicar el cambio que generaría el mercado, evitando la volatilidad que le acompaña. Toda política cambiaria que vaya en otra dirección es insostenible, y daña la economía de quien la practica y de sus socios comerciales.

Replicar el tipo de cambio "de mercado" no es tan difícil: bajo un sistema de cambio intervenido como el chino, el estado actúa como una caja de compensación, donde los nacionales van a cambiar su dinero por divisa a un tipo fijo (en este caso yuanes contra dólares) y los extranjeros cambian divisa por moneda nacional. Si el tipo de cambio es sostenible (es decir replica al que pondría el mercado, ahorrándose la volatilidad) entonces las reservas de divisa del Banco Central se mueven alrededor de un valor fijo. Si la moneda nacional esta sobrepreciada, el Estado pierde reservas consistentemente. Si esta por debajo de su valor, el Estado acumula reservas. China ha multiplicado por 5 sus reservas en dólares desde 1999, pero en vez de realinear el tipo de cambio, ha decidido mantenerlo como política mercantilista, dañando el tejido industrial norteamericano.

Durante los años del boom.com, la Reserva Federal no le dio mayor importancia, primero porque los chinos no eran nadie, y después porque consideraban que externalizar parte de la industria era una forma de centrarse más en la “economía del conocimiento” (la afición de Greespan por la ciencia-ficción es un riesgo nunca del todo descontado por los mercados) Paro cuando la Reserva tuvo su ataque de cordura, los norteamericanos tenían un déficit comercial con China de cerca del 1.1 % del PIB, y todas las industrias de manufacturas del país estaban en riesgo (por lo demás, el sistema financiero chino también había quedado al borde de la bancarrota) La recesión parecía inminente y China crecía al 10% anual (amenazando, de paso, con devorarse a si misma).

Llevados del mismo espíritu multilateralista que hizo posible el genocidio de Rwanda, las delegaciones americanas, vestidas de cilicio y tirándose ceniza sobre la cabeza, fueron a Ginebra a protestar ante la Organización Mundial de Comercio. Los chinos invocaron su soberanía nacional y los americanos se volvieron a casa como habían ido.

Podrían haberse quedado de brazos cruzados, y ahora los Estados Unidos sufrirían la mayor recesión después de la del 29. La otra opción era hacer una fuerte política proteccionista, que hubiese provocado Dios sabe que desastres estratégicos, y hubiese roto el sistema de la globalización. Afortunadamente había una solución mejor para todos.

Y la solución fue aprovechar que los chinos, para mantener su tipo de cambio tenían que aceptar la acumulación sistemática de dólares. Esos dólares iban a comprar bonos del Tesoro, que así mantenían artificialmente bajo el tipo de interés al que se endeuda el gobierno de los Estados Unidos. Ante esta inesperada fuente de financiación barata, la Reserva Federal lleva 3 años haciendo la vista gorda ante la “irresponsabilidad fiscal” de la administración Bush, que en realidad es la irresponsabilidad del gobierno chino (y otros gobiernos asiáticos, aunque aquí nos centraremos en China), por dar esa financiación barata.

En que se ha gastado el dinero con el que, generosamente, los chinos han obsequiado a la potencia imperialista? En parte en la guerra, claro, pero en una pequeña parte: los 140.000 soldados que América tiene en Irak, son una fracción irrisoria de su población activa (del orden del 0.07% =(140.000/180.000.000) y además, no la fracción mas cualificada: no por falta de educación, sino por ser muy jóvenes), y aunque los costes de la invasión fueron astronómicos, la continuación de la ocupación es mucho más barata. Básicamente esa pasta ha ido a un programa keynesiano (totalmente reversible, al contrario que los programas “sociales”) de estimulación, vía bajada de impuestos. Es cierto que las rentas más altas han sido más beneficiadas, pero en general todo el mundo ha notado la reducción impositiva. Dado que la barra libre viene de Asia, no es una política costosa, y la prueba es que la inflación esta de momento bajo control y los tipos de interés van subiendo muy escalonadamente.

Para los aficionados al género profético, versión “caída de Babilonia”, voy a acabar con una comparación entre los USA y Europa: La deuda pública europea es de más del 100% del PIB, la americana de menos del 60%. La tasa de fertilidad en los USA, esta en 2.1 hijos por mujer, en Europa, debajo de 1.6. La insostenibilidad del sistema publico de pensiones en Europa esta infinitamente mas acentuada en los USA. Además es cierto que un euro vale hoy 1.35 dólares, pero hace dos años, un dólar valía 1.20 euros. Mientras no haya fuertes diferenciales de inflación (y los bancos centrales no lo permitirán), las oscilaciones, lo son alrededor de un valor de largo plazo común (del orden de 1 dólar por euro).

Vamos, que si no os importa, esperaré el Apocalipsis económico tomándome un Jack Daniels.

PD.-El próximo post, Jack Daniels en mano, prometo que no será sobre economía.

11 Comments:

At 11:53 p. m., Anonymous Anónimo said...

He leido con atención su texto dos veces, pero debo confesarle que no lo acabo de entender.
Un saludo, titus

 
At 2:47 a. m., Anonymous Anónimo said...

Ciertamente Kantor. Yo estoy en tercero de economía y tampoco termino de pillar lo que pones. Das por supuestos demasiadas cosas desconocidas para el público no especializado, me temo.

Un saludo

Milton

 
At 8:05 p. m., Blogger Kantor said...

"La base de un sistema de tipo de cambio fijo es la acumulación de reservas. Así que, si querían mantener ese tipo de cambio fijo, los asiaticos tenían que acumular reservas en dólares."

Esta es la frase de la confusion:Un sistema de tipo de cambio fijo consiste en que hay una caja central en la que cuando un chino tiene que hacer pagos al exterior va con sus yuanes y le dan dolares y viceversa para un extranjero.

Por definicion una moneda esta por debajo de su precio de mercado CUANDO el el banco central acumula reservas consistentemente y viceversa cuando las pierde(un mercado esta en equilibrio cuando la demanda iguala a la oferta). Si veis la serie de reservas de China, vereis que se han multimplicado por 5 desde 1999.

Por eso los chinos, mientras mantengan este cambio seguiran acumulando dolares: esos dolares van a comprar T-Bonds: los americanos sufren una competencia desleal desde china, pero a la vez el Banco Popular de China
no tiene otro remedio que aceptar dolares que acaban financiado el deficit por cuenta corriente USA.

Un gobierno serio iria moviendo los tipos oficiales para mantener un colchon fijo de reservas: el gobierno mercatilista chino mantiene el tipo de cambio en un nivel que le hace acumular reservas como subsidio a la exportacion, que en realidad es un subsidio a los contribuyentes americanos. Y por eso se permiten este deficit, porque saben que es una forma de que los chinos les devuelvan en forma de financiacion barata lo que les hacen perder en forma de competitividad.

 
At 3:01 a. m., Anonymous Anónimo said...

SENECA.
Hola kantor, por fin he podido entrar,baja un poco el nivel que si no no me entero de nada.

 
At 1:02 a. m., Anonymous Anónimo said...

Kantor:

Tu (escaso) público te pide que, o bajes el nivel o hagas posts del mismo nivel pero más didácticos. A este paso, tus pocos lectores no nos enteramos de mucho...

Venga, un saludo

Milton

 
At 6:24 p. m., Blogger de Valdés said...

Bueno, yo si que me he enterado. Lo que viene a decir Kantor es que los chinos están haciendo trampas en el solitario.

Y que a esos juegos siempre gana la banca.

[Más o menos]

Como reserva le pondría que es cierto que los chinos están haciendo trampa pero no precisamente a los USA que lo que pierden por un lado es lo que ganan por el otro (algo parecido les acabó pasando con Japón, pero sudaron mucho porque ellos mismo llevaban también un buen tiempo haciendo trampas) sino -entre otros- a las viejas naciones de Europa a las que nos están destrozando la manufactura y poco nos está revirtiendo.

Y eso nos pasa por bobos: no somos capaces de hacer trampas de verdad y tampoco queremos jugar al juego abierto -salvo la Gran Bretaña y poco más, España lo intentó pero ya se nos han pasado las ganas- donde acabaríamos ganando pero algunos cacicatos acabarían perdiendo -y los caciques son los que de verdad mandan en la Vieja Europa-.

Bueno Kantor, por mi, sigue así que de lo que he leido tu Blog es muy bueno.

Un saludo

 
At 1:54 p. m., Anonymous Anónimo said...

Kantor, los síntomas están muy bien explicados, pero te ha faltado seguir el razonamiento. Pienso que deberías explicar que el bloqueo del tipo de cambio lo que va a suponer para China a medio plazo es una altísima inflación. No creo que el ciudadano chino trabaje toda su vida por amor al arte.

Y cuando esta desemboque en una situación insoportable, el golpe a la economía mundial va a ser considerable. Veremos que pasa despues de Pekin 2008.

 
At 3:17 p. m., Anonymous Anónimo said...

la pregunta, no estara el gobierno Chino construyendo, conscientemente,
una poderosa estrategía?

 
At 1:28 p. m., Anonymous Anónimo said...

PD.-El próximo post, Jack Daniels en mano, prometo que no será sobre economía.

Por mi no te prives de beber Jack ni de postear sobre economia. Un saludo.

Naixin.

 
At 10:07 a. m., Anonymous Anónimo said...

Pregunta: ¿Podría hacer valer China su condición de "financiador" de los EEUU para desencadenar,cuando lo considerase conveniente, una "opa hostil" contra la economía americana?

Y si tal situación fuese posible ¿Qué consecuencias tendría en la economía europea?

Te felicito, Kantor, por tu blog.

 
At 7:50 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola, màs que una pregunta un favor, podrìan referirse especìficamente del dumping Chino a Mèxico? Muchas gracias por su atenciòn.

 

Publicar un comentario

<< Home