martes, marzo 22, 2005

Educación (I): Pequeños fascistas

David de Ugarte es un individuo brillante y confuso: por eso cuando no le entiendo, no se si es por una cosa o por la otra. En particular este post entra dentro de lo psicodélico, aunque esto, y solo esto, se entiende perfectamente:

“un estado que quisiera reforzar las redes sociales y distribuir más poder entre sus ciudadanos, nunca aprobaría una Patriot Act como hizo EEUU, pero convertiría la educación básica y secundaria en un monopolio público universal, expulsando del "mercado educativo" que es lo mismo que decir de la posibilidad de generar identidades exclusivas a iglesias, credos y grupos particulares, negándose en cualquier caso a darles el más mínimo espacio dentro de los procesos educativos.”

Antes de continuar debo decir que soy un producto casi total de la educación pública: desde el parvulario al post-grado, y con la única excepción de la secundaria, siempre he estado en el sistema estatal y sin falsa modestia creo que ha salido bien.

Pero yo estudié cuando los profesores se preocupaban más de enseñar conocimientos que de “generar identidades”. Además tuve la infinita suerte de disfrutar de una escuela socialmente homogénea de clase media, donde la calidad docente se encontraba con un alumnado interesado e incentivado.

Ambas condiciones han desaparecido y dudo mucho que mis potenciales hijos sean lanzados a los leones de la escuela pública actual. Ni la “educación transversal en valores” ni la violencia juvenil (frecuentemente inter-étnica) van a poner en peligro su seguridad física ni sus habilidades intelectuales.

Voy a dedicar este post al efecto obviamente contraproducente que el adoctrinamiento multi-culturalista y políticamente correcto están teniendo sobre una juventud que es (como resultado de ese mismo adoctrinamiento) crecientemente nihilista y racista.

Entre los muchas ecuaciones que todo economista lleva en su cabeza, pocas tan revolucionarias, en teoría y en la práctica, como la “Nueva Curva de Philips” y sus corolarios de inconsistencia dinámica. La Nueva Curva, un resultado de Friedman y Lucas, describe como las políticas inflaccionistas generan desconfianza en la moneda y aceleran vía expectativas el proceso inflaccionario.

La Nueva Curva nos enseña que el Gobierno puede engañar a los agentes para estimular la economía, pero que en el proceso pierde credibilidad y al final sus estímulos son contraproducentes. “Puedes engañar a algunos, algunas veces, pero no a todos, todo el tiempo”.

Pero los "pedagogos" modernos, pretenden engañar a todos, todo el tiempo. Mientras la violencia en las aulas y la desmoralización de los educadores se agudiza hasta extremos preocupantes, los programas educativos dedican cada vez más y más tiempo a cantar las excelencias de la convivencia y del diálogo. Clases de matemáticas y física se sustituyen por engendros como “Educación para la igualdad de géneros” o “Educación para la paz”.

El ambiente educativo se enrarece y la violencia física se adueña de los institutos y en lugar de aplicar políticas claras de disciplina, el amago de autoridades que afirman dirigir la educación en España no tiene una idea mejor que infligir a los alumnos el enésimo refrito pacifista y suicida.

Como buenos católicos laicos, pretenden salvar a la oveja descarriada a costa del resto del rebaño, y lógicamente el resto del rebaño no está por la labor. El creciente abismo que separa el discurso oficial de la realidad sobre el terreno genera un efecto péndulo, y cuanto más predican los educadores la convivencia, más creen los educandos que solo la violencia efectiva y el egoísmo feroz son un lenguaje creíble.

El joven es bombardeado en la escuela con el concepto del dialogo como solución universal, y cuando comprueba que no lo es, su reacción NO es entender que el dialogo es siempre un paso moralmente obligatorio antes de tomar cualquier otra medida, sino que decepcionado del discurso oficial tomará la vía opuesta y rechazará las medidas pacíficas incluso donde serían efectivas.

Del mismo modo, cuando comprueba sobre el terreno que no todas las culturas son iguales, al no haber sido preparado con una comprensión realista de las dificultades de la multi-culturalidad, la reacción del joven es pasarse al racismo más irracional, que precisamente se extiende cada vez más, al mismo paso que las generaciones LOGSE.

En general el grosero irrealismo de la cosmovisión políticamente correcta implica que cantidades crecientes de estimulo propagandístico consiguen resultados marginalmente decrecientes.

El hecho de que los partidos que han creado este sistema de histérico propagandismo vayan a ser sus primeras víctimas no me consuela en absoluto: porque los pequeños fascistas que están educando pueden devorarnos a todos.

13 Comments:

At 10:08 p. m., Anonymous Anónimo said...

totalmente de acuerdo de que el multiculturalismo genera racismo. Podría pasarse quien quiera por las aulas y verá a progres(multicultural oseasé) o racistas, lo que tiene. Espero que continue la serie Kantor

 
At 3:51 p. m., Anonymous motilsarra said...

Por completo de acuerdo con lo que expones en esta anotación. No obstante, me hubiese gustado que en el post figurase el vocablo totalitarios en vez del de fascistas para que ni siquiera a quienes dan por hecho que el fascismo es solo ‘de derechas’ les quede duda alguna sobre lo que se está produciendo.

 
At 5:58 a. m., Anonymous Libelator said...

Me parece Motilsarra que incluso esa confusión te impregna. El "fascio" y también el "nacionalsocialismo" tienen claros orígenes totalitarios de izquierdas. Musolini fue miembro destacado del Partido Socialista, y uno de los argumentos utilizados por Hitler para justificar el desprecio a los judíos era que sólo se podía considerar legítima la riqueza adquirida por el trabajo y no por el capital que, en gran parte estaba en manos de la burguesía judía. Estos estúpidos conceptos de izquierda y derechas no son más que la pobre caricatura de la distribución inglesa en donde curiosamente no hay mas que tres partidos con definiciones muy claras y que poco tienen que ver con la "progresía", el "caciquismo" y otros folclorismos: Conservadores, Laboralistas y Liberales. Debo destacar que el concepto "liberal" inglés es genuinamente entendido a la manera de Herbert Spencer, es decir aquellos que pretenden limitar el poder bien sea de las monarquías o de los parlamentos, y claro, les caen tortas por ambos lados. Pero ahí están, desde hace doscientos años aunque ahoran sean una mera bisagra entre ambos frentes.

Saludos.
Libelator.
(de libelo; aunque también me sientra próximo a los liberales "spencerianos")

 
At 5:32 p. m., Blogger Kantor said...

Hola,

Si, la serie continuara, aunque ahora voy a hacer un pequeño inciso.

Un saludo.

 
At 9:21 p. m., Blogger Wonka said...

También estoy bastante de acuerdo con la anotación, Kantor. Desde luego, la enseñanza pública en la que estudié yo, aunque tenía menos medios, era mucho más seria, ordenada y disciplinada que la actual. Sólo con eso está medio camino andado.

El problema, para los españolitos que van a la escuela, es que las orientaciones "psicopedagógicas" del establishment educativo llevan siendo las mismas, por lo menos, treinta años, si no más. Y todo lo que no sea el caldo de la pedagogía espontaneísta, pacifista, igualatoria, dialogante y multicultural, es sometido a un estricto aislamiento de silencio. A ver si poco a poco, aunque sea a golpe de blog, se nos va escuchando algo.

 
At 9:21 p. m., Blogger Wonka said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 2:06 p. m., Anonymous Anónimo said...

Kantor, esto es sobrehumano, una semana!

 
At 11:35 p. m., Anonymous Anónimo said...

Kantor, podrías dar una definición de lo que es racismo para tí?
Es una de las palabras del discurso actual más confusas, en mi opinión, y te pido que me la expliques para entender mejor el artículo.
Gracias.

 
At 5:41 p. m., Blogger Kantor said...

Bueno, racismo es una palabra muy maltratada: en mi definicion es "desprecio biológico por los miembros de otras razas humanas".

Por ejemplo no puede haber racismo "antimusulman", porque el Islam no es una raza.

En el artículo quiero decir que sectores crecientes de la juventud odian a los inmigrantes, y empiezan a desarrollar un odio tribal hacia ellos.

Esto es una consecuancia normal de los conflictos interetnicos. El problema con los odios tribales es que aunque empiezen siendo racionales (debidos a una situacion objetiva de inseguridad), en breve empiezan a ser generales e indiscriminados.

 
At 9:02 p. m., Anonymous Cato said...

Muchas gracias por la aclaración acerca del racismo, Kantor.
Perdona que escriba con tanto retraso. Tu concepción del racismo no es nada confusa, y me alegra ver que un tío tan listo como tú también ha constatado que se llama racismo a cualquier cosa hoy día... es la bomba atómica de los insultos, que evoca a negros colgados de un árbol en la América de Jim Crow y a judíos gaseados en Treblinka.

Hecha esta aclaración por tu parte, te pregunto lo siguiente:

Hablas de cierta "naturalidad" de los conflictos étnicos. Y tienes razón. No crees que, en consecuencia, los Gobiernos no deberían crear artificialmente "diversidad" innecesaria (que luego tendremos que "celebrar") y que a medio o largo plazo pueden crear problemas?

No es la politica migratoria europea preocupantemente parecida al modelo yugoslavo?

Si respondes eres mi ídolo. Me interesa saber tu opinión al respecto.

Gracias

 
At 7:28 p. m., Blogger Kantor said...

"Hablas de cierta "naturalidad" de los conflictos étnicos. Y tienes razón. No crees que, en consecuencia, los Gobiernos no deberían crear artificialmente "diversidad" innecesaria (que luego tendremos que "celebrar") y que a medio o largo plazo pueden crear problemas"

Yo estoy a favor de la máxima diversidad racial dentro de un máximo consenso a favor de la ética individualista.

En la medida en que ciertos grupos étnicos son militantemente contrarios a la ética individualista, prefiero ahorrarme esa "diversidad":

http://kantor-blog.blogspot.com/2005/02/ampliacin-del-discurso-liberal.html

 
At 4:56 a. m., Anonymous Anónimo said...

Muchas gracias por responder, Kantor.
Por cierto, se sabe algo de tu persona? Economista con gusto por la filosofía? Has explicado algo de tí por ahí? Por qué el aleph? Eres judío sefardí? Bueno, supongo que si no has hablado sobre esto es porque no quieres.
En cualquier caso, felicidades y gracias por el blog, es realmente bueno.
Un cordial saludo

 
At 9:14 p. m., Blogger berti said...

"El joven es bombardeado en la escuela con el concepto del dialogo como solución universal, y cuando comprueba que no lo es, su reacción NO es entender que el dialogo es siempre un paso moralmente obligatorio antes de tomar cualquier otra medida, sino que decepcionado del discurso oficial tomará la vía opuesta y rechazará las medidas pacíficas incluso donde serían efectivas."

"Esto es una consecuancia normal de los conflictos interetnicos. El problema con los odios tribales es que aunque empiezen siendo racionales (debidos a una situacion objetiva de inseguridad), en breve empiezan a ser generales e indiscriminados."


Totalmente de acuerdo.No entiendo cómo se pueden tergiversar estas ideas y estos conceptos tan comunmente.

En cuanto a la educación, es cierto lo que dices, pero te falta decir (o no y no me he enterado) que ser un pequeño fascista además hay que ser estatalista. Y esto es algo que predica tanto la pública como la privada en sus clases... Qué pena.

 

Publicar un comentario

<< Home