viernes, enero 06, 2006

Sexismo Bayesiano y sus Consecuencias

Un texto lógico (si de verdad lo es) debe ser robusto a cambios de variable. Por ejemplo, “Racismo Bayesiano y sus Consecuencias” hacía un análisis de los efectos de los diferentes niveles de conflictividad social para los distintos grupos étnicos. Si los argumentos eran correctos, al encontrar un variable X que envía una señal más estadísticamente fuerte de conflictividad social que la raza, podríamos escribir un post igual titulado “X-ismo Bayesiano y sus Consecuencias”.(¡Para todo X!)

Alberto Garzón ha dedicado estos tres posts (I,II, III) a refutar “Racismo Bayesiano y sus Consecuencias”. En si mismo, no puedo decir nada a favor de su texto (no he contado ni un solo argumento entre los tres), pero en uno de los comentarios, le lanzé un desafío: "encuentra un rasgo físico más significativamente asociado a la criminalidad que la raza". Su respuesta fue sencilla y correcta: el sexo. (Esto demuestra que A.Garzón podría hacerlo mucho mejor si leyese a otros autores; una pena)

Y como no puede ser de otra manera, existe un Sexismo Bayesiano. Es normal que así sea: los individuos formamos expectativas racionales (dado nuestro conjunto de información) y el sexo envía una señal clara sobre múltiples facetas del comportamiento: por tanto, lo usamos profusamente para formar juicios a priori. A diferencia de la raza, esto no se considera polémico.

Por ejemplo, supongamos (como en “Racismo Bayesiano”) que vas andando a las tres de la madrugada por una calle oscura y solitaria. Esa situación es de por si más desasosegadora que andar por esa calle de día: y es racional que sea así: la probabilidad de sufrir un delito por la noche es superior (el numero de delitos nocturnos no es mucho mas alto que el diurno, pero como proporción del tiempo que se sale de noche es menor, la peligrosidad por unidad de tiempo es muy superior en la noche que en el día). Esta por tanto justificado hablar de “nocturnismo bayesiano”; de hecho, en la situación que estoy describiendo el determinante más fuerte de la peligrosidad es la noche: cruzarse con un varón marroquí a las 12 de la mañana no es demasiado desasosegador.

Si en esa calle oscura viene otra persona, eso despierta una moderada alerta adicional; pero si la otra persona es una mujer, la alerta desaparece casi totalmente. Nadie identifica a las mujeres como un peligro: lo que es perfectamente racional, como precisamente hace notar Alberto.

Si es un hombre, la alerta es significativa: no tienes miedo físico pero creo que todos estamos de acuerdo de que cuando te cruzas con un desconocido a las 3 de la mañana, eso crea una cierta tensión. Sea cual fuere esa tensión, en el caso de que identifiques al varón como marroquí (o mucho más como gitano) la tensión se agudiza muy significativamente. Pero no son solo estas características demográficas las que regulan tu formación de expectativas. La ropa del individuo (por ejemplo, una bomber o un tatuaje carcelario) también influyen tu nivel de tensión. Y también es racional, porque las bombers y los tatuajes carcelarios son fuertemente informativos sobre la peligrosidad.

En mi segundo ejemplo decía que a la hora de encontrar trabajo, la conflictividad social de los musulmanes jugaba en su contra. Alberto Garzon me hace notar que la conflictividad masculina no parece afectar a las contrataciones: se equivoca, claro.

En general las mujeres tienen handicaps laborales que limitan su productividad: el más importante, el hecho de que el cuidado de las familias les quitan tiempo. En algunos trabajos, la fuerza física. Pero los empleadores toman en cuenta su baja conflictividad a la hora de contratar. El caso más importante es la masiva sobre-contratación femenina en las maquilas mejicanas: las trabajadoras tienden a ser menos problemáticas y a no formar sindicatos y por tanto en el trabajo de las maquilas, donde la fuerza no cuenta (es un trabajo de atención y resistencia al aburrimiento) sobre-contratan mujeres. Por supuesto, esta forma sexista de aplicar el contrato “Yellow Dog” me parece muy denunciable. Pero demuestra una vez más, que las expectativas son racionales.

En general la baja conflictividad social y la baja criminalidad femenina son hechos conocidos y aceptados: por ejemplo, los que denuncian que en los Estados Unidos la mayoría de los convictos sean negros y latinos, no se indignan de que los hombres estén sobre-representados en las cárceles en proporción nueve a uno. ¿Dónde están las protestas ante el sexismo pro-femenino de la policía americana?

En los casos de violación, los jueces suelen creer la palabra de la víctima: ellos también hacen un juicio racional: saben que los hombres tienen incentivos a cometer violación, mientras que para las mujeres, denunciar es un calvario (y por supuesto, la mayoría de las violaciones no se denuncia). Por tanto, suelen creer a la mujer a priori (muchas condenas se hacen con la sola palabra de la mujer), aunque desde luego son las pruebas las que acaban decidiendo. Como en todas las generalizaciones estadísticas, hay trágicos errores, puesto que a veces las mujeres mienten: pero más veces niegan los hombres en falso.

El propio Alberto Garzón pedía que no se informase acerca de la etnia de los delincuentes. ¿Por qué no exige que se oculte su sexo igualmente? ¿No estigmatizan a caso a los hombres los medios de comunicación al publicar el sexo de los criminales?

España vive ahora mismo en una campaña sostenida de denuncia de la violencia de género, un debate absolutamente necesario, vista la violencia de los hombres contra las mujeres (que no obstante, esta en su mínimo histórico). Es natural que la sociedad debata y conozca la violencia de género. ¿Por qué no la violencia diferencial inter-étnica? Esa izquierda que quiere censurar la etnia de los criminales en los medios (en medio de una oleada de delincuencia y una guerra religiosa) sin embargo esta embarcada en una campaña de estigmatización anti-masculina. Es verdad que los hombres somos nueve veces mas peligrosos que las mujeres, pero no es menos cierto que los varones marroquíes son siete veces más peligrosos que los varones españoles: yo propongo que se sepan las dos cosas, por un motivo muy sencillo: porque son CIERTAS.

Desde luego no afirmo que haya diferencias biológicas entre el comportamiento de las distintas razas. Por ejemplo, los musulmanes blancos de Chehenia son tan violentos como los de Pakistan. Los indios son de la misma raza que los pakistanies y se han integrado con éxito en la sociedad inglesa. No. La raza no es más que un indicador físico de la cultura. Y hay ciertas culturas que conducen a la pobreza y la violencia.

Quiero acabar con una pequeña pregunta irónica: si vivieseis en un idílico país de lesbianas, y millones de hombres quisiesen inmigrar hacia él…¿les dejaríais entrar teniendo en cuenta la historia de ilimitada violencia que arrastra el sexo masculino en su relación con el femenino?

10 Comments:

At 10:54 a. m., Blogger Lüzbel said...

Hola Kantor:
Independientemente de que ya sabes que no comparto lo que dices, creo que has sido honesto al hacer este post, como prometiste que harías si alguien encontraba una variable observable más significativa que ser musulman para explicar la delincuencia.
Aunque me temo que en esto no opinamos nada que se parezca, pero felicitarte por tu coherencia. (aunque sea equivocada, ja, ja,ja)

Un saludo Kantor

 
At 11:32 a. m., Blogger Dodgson said...

Te alaba la coherencia en sus entradas, cosa de la que él carece.

La sola aceptación de tu desafío lo pone en evidencia. Pero la contradicción es absoluta cuando gana ese desafío de manera abrumadora señalando el sexo.

Kantor, tu análisis es únicamente superficial (por decirlo así, tú estás en el respeto escrupuloso a las "condiciones de contorno") y no te lo van a aceptar nunca los herederos del pensamiento de Hegel. Eres un maldito empirista como yo, me temo.

 
At 11:40 a. m., Blogger Kantor said...

Yo tambien alabo el sentido del juego limpio de A.Garzon.

Lo más triste de todo es que hubo una epoca en que la izquierda era racionalista. Pero ahora es nihilista multicultutalista y relativista.

Que melancolia. Traedme a Stuart Mill y John Rawls...

 
At 2:32 p. m., Anonymous AGarzon said...

Yo no gano ningún desafío, por supuesto. Observo la coherencia lógica del sistema de Kantor, pero niego que ese sistema pueda siquiera representar la realidad.

Yo comenté que podría modificar (hablando en los términos de formalización matemática) la variable por otra cualquiera, teniendo en cuenta que eran meras descripciones de algo más profundo: que es la personalidad-cultura.

Lüzbel (ojo, que no yo) demostró con datos que el sexo podría ser una variable más significativa que la nacionalidad. Desde luego, el sistema tendría validez y sólo se caería del mismo la importancia de la nacionalidad. Pero sería un sistema coherente de igual forma.

Pero eso sí, no es un sistema basado en la racionalidad, sino en la racionalización. De hecho, no es empírico, puesto que no soportaría que al cruzarte con un inmigrante este no hiciera nada. Esa acción quedaría marginada, sin afectar siquiera al esquema básico del modelo.

Es un modelo que pretende ser un sistema lógico perfecto, ignorando para ello a los seres, la subjetividad y la afectividad (de acuerdo con las premisas de Descartes y su paradigma).

Este modelo (y el método para configurarlo) busca encerrar la realidad en un sistema cerrado coherente. Lo consigue (modelo coherente), pero la realidad verdadera (compleja) escapa al mismo.

Si puedo, hoy escribiré matizando y profundizando en estos conceptos de racionalidad y racionalización. Por si pudiera contribuir de alguna forma a la visión de alguien.

 
At 8:13 p. m., Blogger Dodgson said...

"Yo no gano ningún desafío, por supuesto."

Es cierto, es Lüzbel quien lo acepta.

Pido disculpas y quito lo de contradictorio o incoherente. Ahora no lo afirmo (tampoco merece la pena repasar), pero el que no es muy coeherente es Lüzbel.

De todas maneras, las afirmaciones de Kantor son probabilísticas en base a experiencias pasadas, no sé por qué quitarle el estatus de empírico cuando la mejor teoría que tenemos es lamentablemente probabilística (y de confirmación tan presa de inferencias bayesianas como la de Kantor... y cualquier otra, la verdad).

 
At 2:37 p. m., Blogger Nomotheta said...

Del mismo modo que hablas de potenciales agresores podríamos hacerlo de potenciales víctimas.

Cuando en televisión dan la noticia de que alguien ha muerto en una reyerta omiten también muy a menudo datos como la etnia y nacionalidad del fallecido.

Concretamente, en lo que a violencia de género se refiere, no me cabe duda alguna de que la mayor parte de los casos se dan entre parejas de inmigrantes.

Uno de los indicadores más desasosegadores de que una víctima de un delito (especialmente uno que sea aparentemente inmotivado) es española, o que es una persona que lleva un tipo de vida corriente y no está metida en asuntos turbios, es la relevancia inmediata que dan los medios a su caso.

Cuando desaparece una "buena persona" de "buena familia" (entendamos por "buena" no mala o sospechosa habitual de serlo, o, digamos, corriente y moliente) se produce enseguida una reacción mediática y popular enorme.

El ciclista de Tres Cantos, o hace unos años la muchacha esa secuestrada mientras hacía footing por la moraleja, producen un seísmo de escala 9 en nuestra psique, van contra nuestras expectativas racionales.

Si ahora nos dijeran que el ciclista recientemente fallecido (varón de raza blanca, español, casado y con hijos, del que no se sábía que tuviera comportamientos delictivos o pervertidos) era un homosexual en busca de chapero, o un yonqui a la caza de un pico, de inmediato nos tranquilizaríamos. Es inevitable.

Porque que un tipo "normal", o incluso "virtuoso" muera dolorosa y humillantemente choca tan frontalmente con nuestra idea racional de lo que corresponde a cada cual (o lo que podría corresponderle de acuerdo con su comportamiento), que nos alivia pensar que, de alguna manera, se lo merecía o se lo había buscado.

Por otra parte nos intranquiliza enormemente que algo así nos pueda pasar a nosotros, y cuanto más parecida encontramos la víctima a nuestro retrato más zozobra nos produce.

 
At 3:29 p. m., Anonymous belaborda said...

> Nomotheta: 'Por otra parte nos intranquiliza enormemente que algo así nos pueda pasar a nosotros, y cuanto más parecida encontramos la víctima a nuestro retrato más zozobra nos produce.'

Cierto; y la explicación, válida para otros muchos en apariencia ilógicos comportamientos del ser humano, es simplemente el hecho de que el más importante de los resortes que mueven a la acción humana es el egoísmo (magister Schopenhauer dixit). Tan sencillo como eso. Así ocurre que a mí puede quitarme el sueño el sufrimiento de uno de mis perritos que agoniza y muere ante mis ojos, y no quitármelo el de los cientos de miles de víctimas, también mortales, de un sutnami a miles de kilómetros de distancia.

Así es, y además, así debe ser. En el fondo, una adaptación para la supervivencia. No sería posible ésta si todo, lo propio o lo ajeno, lo inmediato o lo remoto, nos afectara de igual manera, en igual medida. No es así, afortunadamente.

 
At 7:38 p. m., Anonymous Pepín de Celes said...

Hola, buscando otra cosa en google me he tropezado con estos textos sobre "racismo bayesiano" y "sexismo bayesiano".

La verdad es que aún no he salido mucho de mi asombro, ya que no veo muy bien cómo puede hablarse de "X-ismo bayesiano" (sea X lo que sea). Esta es la principal razón por la que he seguido el enlace.

Hay cosas que no comprendo bien (confieso desconocer la mitad de los palabros que se emplean en este blog; va a ser verdad eso de que "hay cosas que no conocemos que no conocemos").

Por ejemplo, se dice que si el autor del blog camina por la noche y se cruza con un magrebí,
"tienes ocho veces más probabilidades de ser agredido que si el otro transeúnte fuera español". No entiendo el significado de esta frase.

También se dice que
"¿Esta estadísticamente justificado el racismo? A falta de otra información, si." Otra frase que no comprendo. ¿Cómo va algo a estar "estadísticamente justificado"?

Finalmente, se habla de "este racismo racional" y la "discriminación racional". Si se ha dicho párrafos atrás que esto era un "juicio a priori", aparentemente uno debería estar dispuesto a defender que es racional hacer juicios a priori; yo no sé cómo el hacer juicios a priori podría ser o no ser racional. Es como discutir si un huevo es calvo o no.

 
At 9:31 p. m., Blogger Kantor said...

Bueno, no se que decirte:

"tienes ocho veces más probabilidades de ser agredido que si el otro transeúnte fuera español". No entiendo el significado de esta frase.

La tasa de criminalidad de los marroquies es ocho veces superior a la de los españoles:

http://kantor-blog.blogspot.com/2005/11/inmigracin-y-delincuencia-una.html

Hay un gráfico, como puedes var, basado en estadísticas del Ministerio del Interior.

"yo no sé cómo el hacer juicios a priori podría ser o no ser racional"

Dado un conjunto de informacion existe un juicio optimo. Este es el mas racional dado el conjunto de datos. Desde luego al recabar mas datos, uno puede acceder a juicios mas ajustados.

 
At 5:16 p. m., Anonymous Pepín de Celes said...

Gracias por la respuesta; ya había visto esa entrada, así que el gráfico no responde a lo que yo quería preguntar.

Lo que a mí me ocurre es que literalmente no entiendo lo que se quiere decir; como todo el resto de la gente que hace comentarios no parece tener el mismo problema, debe de ser que pertenecen a una misma "tradición cultural" a la que yo no pertenezco (lo cual me es obvio sin más que leer dos o tres párrafos de cualquier entrada).

Por ejemplo, "Dado un conjunto de informacion existe un juicio optimo. Este es el mas racional dado el conjunto de datos."

Realmente, no sé qué cosa signifique este párrafo. Ni siquiera entiendo si "el más racional dado el conjunto de datos" es una definición de "óptimo", si ser "óptimo" es una condición suficiente para ser "el más racional", si ser "el más racional" es una condición necesaria para ser "óptimo", o si se usa "óptimo" y "el más racional" como sinónimos; si el ser "óptimo" sólo puede ser satisfecho por un único juicio o no; o qué significa que un juicio sea "más racional" que otro.

En fin, me iré mirando el blog de cuando en cuando, a ver si se me va pegando el significado de las cosas.

Un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home