sábado, julio 09, 2005

Gestionando la inmigración

El primer paso del diseño político (y del análisis estadístico) es la descomposición de los problemas en sus componentes principales. Por eso, cuando hablamos de la inmigración, mi impresión es que se trata de un problema compuesto y para ofrecer soluciones hay que entender sus partes. ¿Tiene algún sentido hablar de "inmigración”, poniendo en el mismo saco a marroquíes, polacos y ecuatorianos? ¿Es razonable aplicar las mismas leyes a gente radicalmente diferente, que presenta riesgos y ofrece oportunidades completamente distintos? Los abogados, de todos los partidos, os dirán que si...

Los costes de la inmigración se dividen en dos partes: por un lado los problemas asociados al flujo de inmigrantes. Estos son los problemas clásicos de seguridad y colapso de los servicios públicos que son consustanciales toda población extranjera cuya renta esta por debajo de la media del país. Los latinoamericanos que vienen a España sufren de desarraigo, forman ghettos y generan problemas de seguridad, y entre los inmigrantes que “buscan un futuro mejor”, los hay que buscan “un futuro MUCHO mejor” que el resto, a través de actividades ilícitas.

En ese sentido los inmigrantes pobres de Irlanda e Italia, fueron en el mismo sentido, muy conflictivos a principios del s.XX en los USA. A estas cuestiones las llamo de flujo, porque no se deben a una incompatibilidad esencial, sino a unas dificultades asociadas a las diferencias de renta, que el tiempo y el ascenso social diluyen. Nuestra sociedad es capaz de procesar a estos grupos de población sin traumas, y a largo plazo, en cantidades tan grandes como sea necesario, SIEMPRE QUE haya leyes disuasivas y oportunidades económicas.

Los inmigrantes de los países pobres de Occidente, son de esta clase. Los Europeos del Este y los Latinoamericanos, comparten con nosotros unos valores comunes, entre los cuales cabe destacar el apetito de bienes materiales, la cosmovisión más o menos científica, y la ética del trabajo; frutos todos ellos de la herencia cristiana y de la rebelión contra ella. Los inmigrantes asiáticos, dentro de su relativo aislamiento comparten también este pragmatismo materialista: de hecho ellos lo inventaron hace más de dos mil años.

En términos generales, me parece razonable suponer que estamos viviendo una época muy especial, en la que va a nacer una cultura sincrética mundial, basada en los valores del individualismo. Mi experiencia internacional me ha convencido de que en el grupo auto-seleccionado de renta alta y cultura técnica no hay diferencias sustanciales entre países y en la medida en que esta aristocracia gestora es el referente moral y cultural de las sociedades modernas, podríamos pensar que se acerca el sueño del Mestizaje Universal.

Pero…
… el Islam se ha convertido en la fuente principal de supremacismo y racismo; el último refugio de los atavismos más crueles de la condición humana y la bandera más poderosa de la contra-revolución sexual. Entre ciertas personas en busca de referentes absolutos y otras, victimas inevitables de esta sociedad libre, el mensaje de barbarie que predica el Islam moderno resulta infinitamente atractivo.

La cuestión de si las comunidades islámicas están en un proceso de normalización o por el contrario se están radicalizando, esta abierta. La reacción jihadista puede ser el último estertor del Islam militante, como parece indicar la secularización de parte de la juventud musulmana, o la dirección natural de una sociedad islámica rica, como parecen indicar los riquísimos y fundamentalistas estados petroleros del Golfo.

Por tanto debemos tratar al Islam como un riesgo. No solo un riesgo de seguridad, sino un riesgo de conflicto político y de incompatibilidad cultural. Un riesgo para el programa globalizador y para nuestro estilo de vida. Si la hipótesis islamo-pesimista de las diferencias culturales irreconciliables se demuestra cierta, entonces el stock de inmigración musulmana es el verdadero problema, no solo su flujo, y la cantidad de musulmanes que esta sociedad puede absorber es esencialmente limitado, y quizá ya se ha sobrepasado.

Mi programa para tratar con la inmigración pasa por dos políticas: la primera, limitar al máximo la inmigración musulmana e incluso incentivar su vuelta a sus países de origen. Dentro de las medidas que yo propondría, está una activa diplomacia inmigratoria, que haga toda la ayuda internacional contingente en la colaboración de los Gobiernos de los países de origen para evitar la llegada de inmigrantes o repatriar a los que hayan llegado. En particular, el plan de Tony Blair para sellar las fronteras de Europa y establecer campos de refugiados en el Norte de Africa para mantener allí a los inmigrantes ilegales me parece un paso esencial. Quizá también construir una barrera en el sur del continente análoga a la que se esta construyendo en Israel. Por supuesto, eliminar todo el trato de favor de los países coloniales hacia los residentes de sus colonias con mayoría musulmana.

Pero esa política debe complementarse con otra en dirección contraria de cubrir la llegada de inmigrantes musulmanes con la inmigración no musulmana, de forma que por cada inmigrante de un país musulmán que llegue a Europa, debemos garantizar que vengan cuatro no musulmanes. Mediante acuerdos bilaterales de inmigración, o una política de visados que haga esa inmigración posible.

En última instancia la oferta de inmigración supera muchas veces a la demanda, y por consiguiente va a haber racionamiento en el número de inmigrantes recibidos. Centenares de millones de personas querrían venir a Europa, y eso es imposible. Por tanto, como no van a venir todos los que quieren, va a haber una selección. Podemos dejar esa selección en manos de mafias y dictadores bananeros, o podemos diseñar una política inmigratoria que sirva no solo a nuestro bienestar material, sino también a nuestra estabilidad política.

19 Comments:

At 10:48 a. m., Anonymous Anónimo said...

Vaya, ya están los intervencionistas dando la lata. Deja que los inmigrantes colapsen los servicios públicos y se los carguen, le harían un gran favor al desarrollo económico de España si lo consiguen.

Las mafias de las que te quejas nacen precisamente por la voluntad de los burócratas de "gestionar la inmigración". Si quieres acabar con ellas hay que acabar con los intentos de regulación y dejar que el mercado determine cuántos inmigrantes caben. Lo que propones es ingeniería social propia de los planes quinquenales soviéticos.

Tu visión de los inmigrantes musulmanes me parece paranoica. Las propuestas para transformar esas ideas delirantes en políticas concretas es un extremismo peligroso. Intervencionismo estatal, preocupación por los servicios sociales y ganas de limitar la inmigración: eso es socialismo derechista.

Nasser.

 
At 11:40 a. m., Anonymous belaborda said...

Kantor,

Como suele ser habitual en tus anotaciones, hay en esta mucho que leer y mucho que reflexionar sobre lo que se lee.

He de decirte, por si te sirve de consuelo, que también yo padezco ese tipo de paranoia a que se hace referencia en el comentario precedente.

Y, por último, no sé por que me parece que muchos, casi me atrevería a decir todos, de quienes propugnan acabar con intentos de regulación y dejar que el mercado determine cuantos inmigrantes caben en este país, o en Europa, no dejan la puerta de su casa abierta para que el mercado determine cuantos pueden caber en ella. Apostaría a que la tienen blindada.

 
At 12:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

Has dado con la clave.
Tú puedes cerrar la puerta de tu casa, estás en tu derecho. Pero no puedes cerrar la casa de tu vecino, y eso es lo que pretende la regulación estatal.

Quien no quiera contratar musulmanes, ni alquilarles la casa ni comprar en sus negocios es libre de hacerlo. Pero lo que no es aceptable es que intervenga el Estado.

Nasser.

 
At 2:16 p. m., Anonymous motilsarra said...

Nasser,

Veamos que la clave puede ser diferente a como tú la supones.

Porque ocurre, y en ese sentido lo he dicho, que yo no soy dueño de la casa de mi vecino, no, como tampoco él lo es de la mía; pero como ese vecino y todos los vecinos sí soy dueño, en la parte proporcional que corresponda, del edificio comunitario en que vivo tanto como del comedor de mi casa; y sí soy dueño en la parte proporcional que corresponda de mi ciudad, y de mi país también, exactamente igual que lo soy de las habitaciones de mi casa. Y de lo que contienen mi ciudad y mi país, en esa parte proporcional que digo, soy dueño tanto como de mi coche o del contenido de mi casa. Ni más ni menos.

Y lo mismo que blindé la puerta de mi casa cuando lo consideré necesario, e instalé alarma y bloqueo en mi vehículo particular porque lo he estimado oportuno, me parece bien que se blide mi país y se instalen las alarmas y bloqueos oportunos si se considera necesario. También ni más ni menos. Igual.

Y así como hay una Junta administradora de la Comunidad de propietario en la que vivo para que la administre en nombre y representación de los comunitarios, pues es de sentido común que comunitariamente no es posible hacerlo todos y cada uno por sí mismo, así considero necesario que haya un Estado que administre mi país en nombre y representación de todos y cada uno de los ciudadanos, es decir, del pueblo.

Eso sí, como ya alguna vez he dicho: Estado mínimo, vigilado y siempre bajo sospecha.

 
At 2:18 p. m., Anonymous Belaborda said...

La firma del anterior comentario es la
que figura en éste y en el primero mío.

 
At 3:42 p. m., Anonymous Anónimo said...

La verdad es que el asunto da para bastante debate como se refleja en buestras opiniones.
Para mí, el problema de dejar que se colapsen los servicios públicos son los políticos porque para que éstos decidan limitar el Estado de Bienestar o dejar paso a los servicios privados puede pasar mucho pero que mucho tiempo y nos masacrarían a impuestos y a déficit público. Para que los políticos dieran paso a un cambio en el sistema de prestación de servicios tendríamos que llegar a una situación límite y, de ello, saldríamos todos perjudicados (en cuanto a paro, renta, etc). Yo creo que hay optar por otras vías para limitar el intervencionismo.

Por eso, me inclino más por la postura de Kantor y Belaborda. Aunque, eso sí, yo suscribo al cien por cien la frase de éste último: "Estado mínimo, vigilado y siempre bajo sospecha".

Saludos a todos y buen debate

PFL2

 
At 6:24 p. m., Blogger Kantor said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 6:32 p. m., Blogger Kantor said...

"Deja que los inmigrantes colapsen los servicios públicos y se los carguen, le harían un gran favor al desarrollo económico de España si lo consiguen."

Si colapsan los servicios publicos, sin que estos desparezcan estoy en el peor mundo posible, porque tengo que seguirlos pagando via impuestos, sin poderme beneficiar de ellos.

"Si quieres acabar con ellas hay que acabar con los intentos de regulación y dejar que el mercado determine cuántos inmigrantes caben"

El mercado igualará los sueldos entre "Home" y "Abroad", y creeme, yo no quiero vivir con un sueldo de "Abroad".Quiero que "Abroad" genere su propio desarrollo.

La idea de inmigración libre es ridicula. Representaria una avalancha inimaginable, que conduciria a una mezcla de Guerra Civil y Gran Depresión. Nadie que sepa de lo que habla, lo plantea seriamente.

Va a haber contingentación, solo queda decidir cual.Yo digo, "Latinoamericanos y Europeos del Este primero".

 
At 6:48 p. m., Blogger Kantor said...

¿Y porque lo digo? Porque en los últimos treinta años, la inmigración musulmana ha demostrado ser más conflictiva que ninguna otra del mundo. El desarrollo paralelo del Islam militante y la revolución feminista ha creado una hostilidad esencial e irreductible entre Occidente y el Islam.

Desde luego hay signos positivos, en forma de modrnización de muchos musulmanes,PERO a la vez el problema se ha hecho mas agudo entre otros musulmanes.

Hoy en dia hay varios enclaves de Francia donde la Sharia se aplica de facto, donde toda la población es musulmana y donde los procesos de degradación urbana han conducido a niveles de violencia desconocidos por la sociedad francesa.

Hay signos de radicalización social y de ruptura en Holanda y en general "un fantasma recorre Europa"; el fantasma de la kosovización.

Bien, es ridiculo engrosar un problema grande para convertirlo en gigantesco.

Hasta que la evolución futura de la población musulmana no quede clara, no hay razon para tomar un riesgo de fractura social precisamente en esta sociedad rica y binestante. Los inmigrantes musulmanes no pueden aportanrnos mucho bienestar adicional (ya vivimos muy bien) y si enormes problemas.

Claro que estoy hablando de intervencionismo y coacción: pero es que el Islam militante (y quiza el no militante también) es una enorme externalidad negativa.

Te dejo un link sobre liberalismo y realismo político:

http://kantor-blog.blogspot.com/2005/02/ampliacin-del-discurso-liberal.html

En general, yo diria que los generales de la yihad quieren que nuestros gobernantes sean ateos, liberales y pacifistas. A mi tambien me gustan esas tres características, pero me gusta aún más ganar esta guerra.

 
At 7:21 p. m., Anonymous Anónimo said...

""La idea de inmigración libre es ridicula. Representaria una avalancha inimaginable, que conduciria a una mezcla de Guerra Civil y Gran Depresión. Nadie que sepa de lo que habla, lo plantea seriamente.""

Coño Kantor, ahora sí que me has sorprendido.
Ahí va un enlace a unos que plantean la libre inmigración
www.elcato.org

""El mercado igualará los sueldos entre "Home" y "Abroad", y creeme, yo no quiero vivir con un sueldo de "Abroad".Quiero que "Abroad" genere su propio desarrollo.""

Me parece Kantor que eres más socialista que Alfonso Guerra y Lepen juntos. Salud camarada.

 
At 7:30 p. m., Blogger Kantor said...

""El mercado igualará los sueldos entre "Home" y "Abroad", y creeme, yo no quiero vivir con un sueldo de "Abroad".Quiero que "Abroad" genere su propio desarrollo.""


A ver, la renta per capita de un pais Europeo esta por encima de los 20.000 dolares anuales PPP, mientras que cerca de 1.000 millones de personas viven con menos de 1000 dolares anuales.

Con ese diferencial salarial, durante una decada, la inmigracíon a Europa sería cataclismica. (Pogamos un 10% de 1000 millones en una decada).

Y eso sin suponer que realmente los sueldos de "Home" y "Abroad" se igualen... como dice la Teoría esa tan socialista de ...Chicago.

 
At 8:27 p. m., Anonymous belaborda said...

> ‘ Nota: Tras seguir el enlace al blog de uno de los comentaristas de este post y leer una “propuesta de política migratoria” en la que se reclamaba la expulsión de los musulmanes de Europa, la puesta en marcha de campos de concentración y la creación de un muro (...)he borrado todos los comentarios firmados por este señor (...)’

Vaya, vaya, Kantor,

Conque reclamando expulsiones, campos de concentración y muros... para los musulmanes en Europa ¿eh? ¿Y las cámaras de gas? ¿Se te olvidaron? ¡Descuido imperdonable!

¿Y qué es lo que alegas en tus aclaraciones? ¿Que tú no has pedido la expulsión de nadie, de ningún sitio? ¿Que tu propuesta para nada se compadece con lo que David de Ugarte manifiesta? ¿Estás seguro? ¿Sí? Pues es lo mismo porque lo que no puedes negar es que ¡lo has pensado!

Y da gracias a Dios, a Alah, o a quien corresponda de que se ha limitado a borrar tus comentarios como si nunca hubiesen existido, y no a borrarte a ti como hubiera podido suceder si Dios, o Alah o quien corresponda le hubiesen dado medios a ese pequeño inquisidor mentiroso y falaz para poder hacerlo.

Consuélate, te digo, olvídate de él y de su blog solo apto para mentes regladas, uniformadas y estabuladas en lo políticamente correcto, y tú sigue pensando y escribiendo para solaz de quienes también pensamos, aunque no siempre lo sea de acuerdo contigo.

 
At 9:42 p. m., Anonymous Anónimo said...

Los comentarios que hace Kantor en esta anotación me parecen de sentido común. Lo prudente, lo que reconocen los apóstoles de la conciliación multicultural más sensatos, es aplicar una moratoria a la inmigración musulmana mientras ésta se halle influenciada y endurecida por el guajabismo.

No hay un deber moral de resolver la explosión demográfica magrebí alojándolos en nuestras casas dándoles prioridad frente a otros muchos desesperados ganosos de pan y dignidad que llaman hoy a nuestras puertas.

La sociedad islámica no se va a disolver en nuestras ciudades porque se la dotó de origen con fuertes mecanismos endogámicos. Se afirmará generación a generación e introducirá en el proceso político valores como: - La unión de la esfera religiosa y la civil - El rechazo a la libertad de conciencia - El rechazo a la emancipación de la mujer - El fin de la articulación jurídica y la defensa judicial de lo anterior.

Esta endogamia no es absoluta ni elimina la humana perfectibilidad libre de las personas de cultura musulmana, muchas de ellas dignas de todo el cariño, pero garantiza la conflictividad del conjunto de ellas.

Los chinos también practican una endogamia muy rigurosa, pero no es violenta: No son una amenaza para sí mismos ni para los demás, o por lo menos no una tan abierta.

No tengo ganas de hacer pedagogía, pero de aquí a diez años puede que todo esto ya dé lo mismo. La belleza moral del "Papeles para todos" y del "No discriminarás" debe valorarse conjuntamente a la fealdad moral de un muy concebible escenario balcánico o simplemente "Hexagonal" (del Hexágono parisino).

- Naixin

 
At 10:40 p. m., Anonymous Anónimo said...

Esto es lo que hace lo políticamente correcto. Si no opinas como el pensamiento único se borran tus mensajes y tus comentarios.

Yo, en el artículo de Kantor he leído expresiones como "activa diplomacia inmigratoria", "colaboración de los Gobiernos de los países de origen" o "repatriar a los que hayan llegado". Si esto es para ser censurado, apaga y vamonos. Parece que algunos no han leído lo mismo.

Kantor, en definitiva, lo que hace es ofrecer un conjunto de medidas para intentar solucionar el problema de la inmigración y el de la llegada de posibles islamistas radicales aprovechando los movimientos migratorios. Si Ugarte tiene una propuesta alternativa, que la exponga y debata. Pero claro, es más fácil quedarse en la corrección política.

Asique Kantor te animo (al igual que hace Belabor) a que sigas comentando y escribiendo que otros seguiremos leyendo, aprendiendo y, si podemos y sabemos, debatiendo.
Saludos.

PFL2

 
At 7:35 p. m., Blogger vag said...

Tu análisis es repugnante. Es simplemente incitación al odio hacia el Islam.

En el Islam hay también muchas tendencias, como en el cristianismo y el judaismo.

El problema es que veo una mayor influencia del fundamentalismo religioso en las tres religiones del libro. Las iglesias católica y protestantes cada vez están más radicalizadas (en EE.UU hay 25 Estados en los que no se puede enseñar el darwinismo y se obliga a impartir una lectura literal de la Biblia). De los fundamentalistas judios tenemos sobradas pruebas y de los islámicos también.

¿Que pasa para que la geete vuelva a la religión y se sienta atraida por las tendencias más radicales y fundamentalistas?

 
At 12:34 a. m., Blogger Kantor said...

Bueno, hay mil razones. Pidete un curso en memetica. Las ideas
radicales son más capaces de autoreplicarse. Los adeptos de religiones
del libro tienen tasas de fertilidad muy superiores. En el caso
musulman, el proselitismo armado y la estructura feudal.

"Tu análisis es repugnante. Es simplemente incitación al odio hacia el Islam."

Los análisis no son repuganantes o atractivos: son correctos o equivocados.
Pero es verdad, es un analisis cabal de una realidad detestable.

Ni siquiera eso: es un analisis cabal de una realidad potencialmente detestable.

Te has leido los dos posts?

 
At 12:14 p. m., Blogger blueslord said...

¿tú eres el del zapatazo? Si es así, te voy a mandar un mensaje privado, para un proyecto que queremos hacer entre varios, si te parece bien.

 
At 7:19 p. m., Anonymous Casandra said...

Señor Kantor o señores:
Busco alguien con profundidad de conocimientos sobre la inmigración, que no sea ni un ONG ni un político con ideas preconcebidas. A ser posible un librepensador con muchos conocimientos, y que viva lo más cerca posible de Málaga, porque somos pobres para pagar viajes. Le escribo en nombre de la agrupación malagueña de Ciudadanos. Si pudiera ayudarme se lo agradecería mucho. Gracias.

 
At 10:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola Casandra (bien elegido el nick): vivo en Madrid y para contactarme escribeme a esta dirección:

kantor.blog@gmail.com

En cuanto a mis conocimientos sobre inmigración, puedes leer el punto 3.- de esta página:

http://www.freewebs.com/kantor-web/mapa_tematico.htm

Donde están listados mis articulos sobre inmigración y en esta dirección:

http://www.freewebs.com/kantor-web/mapa_tematico.htm

Kantor

 

Publicar un comentario

<< Home